Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia. Es un procedimiento estético no invasivo que elimina las capas más superficiales de la piel. Todas las exfoliaciones tienen el mismo objetivo: eliminar las células muertas e impurezas, atenuar cicatrices y arrugas superficiales.

Consiste en la realización de un barrido en la capa externa de nuestra piel a través de un sistema basado en minúsculas puntas de aluminio o diamante. De esta forma, las imperfecciones son eliminadas, así como las pequeñas arrugas o manchas que han podido aparecer durante los últimos meses. Igualmente, la consistencia de nuestra piel mejora. Las principales zonas donde se realiza la microdermoabrasión son rostro: mejora la apariencia de la piel, disminuye las arrugas, reduce los poros, elimina manchas, trata el acné y sus cicatrices y mejora la flaccidez de la piel;  espalda: esencialmente se utiliza para tratar el acné y sus cicatrices.

Escote: mejora el acné, y rejuvenece la piel.

¿Cuáles son los resultados?

  1. Aumenta la circulación de los capilares sanguíneos consiguiendo una piel mas nutrida y oxigenada.
  2. Reduce los efectos del envejecimiento por exceso de exposición al sol
  3. No se necesita tiempo de recuperación y se puede seguir con la vida diaria.
  4. Atenúa los efectos del envejecimiento de la piel.
  5. Palia las líneas de expresión y las arrugas finas.
  6. Reduce manchas.
  7. Refina los poros
  8. Es indolora.